Finanzas Perú

Aqui encontrarás temas diversos, desde frases célebres y humor hasta análisis económicos y financieros del acontecer mundial y nacional.
 
ÍndiceÍndice  PortalPortal  CalendarioCalendario  FAQFAQ  BuscarBuscar  MiembrosMiembros  Grupos de UsuariosGrupos de Usuarios  RegistrarseRegistrarse  Conectarse  
Presentación de Danza Arabe, para el 5 de mayo https://www.facebook.com/photo.php?fbid=3381547790145&set=a.2054275889177.183020.1612951669&type=1&theater
Noviembre 2017
LunMarMiérJueVieSábDom
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930   
CalendarioCalendario
Palabras claves
Like/Tweet/+1
Temas similares

Responder al temaComparte | 
 

 Manejo del Dinero

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Augusto
Admin


Mensajes : 95
Puntos : 280
Fecha de inscripción : 19/04/2012
Edad : 54
Localización : Lima

MensajeTema: Manejo del Dinero   Mar Jun 05, 2012 11:14 pm

El manejo de las finanzas es un reto único para una persona con TDA/H. Las características principales de posponer las cosas, de la desorganización y de la impulsividad pueden ser desastrosas para las finanzas. Debido a que no hay ninguna investigación publicada sobre los aspectos financieros y el TDA/H en la adultez, las siguientes sugerencias se basan en las mejores prácticas clínicas y en la aplicación de principios conductuales y financieros. Esta página se referirá a:

aclarar las metas e identificar las áreas problemáticas con relación al dinero
organizar los documentos financieros
controlar los gastos impulsivos y el uso de tarjetas de crédito
tomar conciencia de cómo se gasta el dinero
desarrollar un plan de gastos y un sistema para implementarlo
desarrollar un plan para salir de deudas y adquirir el hábito de ahorrar

Aclarar la visión de su vida

Cualquier buen plan financiero comienza con la visión de un estilo de vida ideal. Una visión es un esquema de un estilo de vida que refleje los valores e intereses únicos de una persona. Todo el mundo necesita dinero para vivienda, alimentación, transporte y vestimenta. Pero más allá de lo necesario para vivir, también hay una gama infinita de posibles elementos en los que se puede gastar la porción disponible del ingreso. Por ejemplo, algunas personas valoran la belleza de su hogar, por lo que podrían gastar más en decoración y remodelación que alguien que valora la aventura y los viajes. Algunas personas podrían valorar la educación más que un auto nuevo, mientras que otras podrían hacer lo contrario: una persona podría tener la imperiosa necesidad de sentirse seguro y a salvo, y conducir únicamente autos nuevos. Algunas personas podrían valorar los servicios de asistentes personales, organizadores, entrenadores y terapeutas más que tener lo último en televisores o agendas electrónicas.

Asimismo, cada persona tiene una situación familiar única. Algunos están casados, algunos tienen hijos que mantener, algunos tienen padres mayores que podrían necesitar ayuda o que les podrían dejar una herencia. Algunas personas tienen planes de jubilación proporcionados por su empleador; otros se los deben proporcionar a sí mismos mediante el ahorro. Cualesquiera sean sus circunstancias especiales, necesitará aclarar sus valores y la cantidad de dinero que necesitará para vivir la vida que desea.

Aclarar su visión tiene cuatro propósitos:

Lo ayuda a conocer sus valores únicos.
Lo ayuda a reconocer cuando sus gastos no concuerdan con sus valores.
Le da una estructura inicial a su presupuesto o plan de gastos.
Lo motiva a tomar las acciones financieras necesarias.

Hay varias maneras de aclarar su visión:

Tome algo de tiempo tranquilo para reflexionar sobre lo que valora. ¿Cómo pasaría el día si todas sus preocupaciones económicas fueran resueltas mágicamente? O ¿cómo pasaría el día si tuviera todo el tiempo, el dinero y el amor que siempre ha deseado? ¿En qué tipo de casa viviría? ¿Dónde estaría ubicada? ¿Qué tipo de muebles tendría? ¿Qué colores, texturas y espacio lo rodearían? ¿Qué tendría puesto? ¿Qué haría durante el día? ¿Quién estaría con usted? Sólo sueñe y fantasee sobre este estilo de vida. Durante el ejercicio, tome notas hasta obtener algo de claridad.
Haga un collage con fotos que representen ideas, escenas, estados de ánimo u objetos que desee tener.

Identificar áreas problemáticas en lo económico

La mayoría de las personas que tienen problemas monetarios considera que no tener suficiente dinero es su problema principal y no logran determinar cuáles son sus dificultades específicas. Al analizar más profundamente, muchos adultos con TDA/H tienen una o más de las siguientes dificultades específicas:

Cheques sin fondos, facturas extraviadas o impagas
Gastar impulsivamente o comprar cosas por capricho
Ser incapaz de ahorrar para adquirir cosas de alto precio, como lavadoras nuevas, vacaciones, la universidad de los hijos, o la jubilación
Perder cheques o no dar seguimiento al saldo de la chequera
Ser desorganizado con papeles, lo que imposibilita encontrarlos a la hora de pagar los impuestos
Deudas enormes en la tarjeta de crédito
Posponer hacer la declaración de impuestos
Olvidar cuándo vence la cuota del auto o la hipoteca
No ganar suficiente dinero para sobrevivir (bajo rendimiento financiero)
No ahorrar para el futuro

Establecer metas a corto, mediano y largo plazo

Cuando identifique las áreas problemáticas, puede establecer metas de mejoramiento. Las personas con TDA/H necesitan formular objetivos a corto, mediano y largo plazo para mejorar sus finanzas.

Los objetivos a corto plazo podrían incluir destruir las tarjetas de crédito, ahorrar $5 por semana, no salir tanto a comer, o mantener los papeles juntos.
Los objetivos a mediano plazo podrían incluir ahorrar para las vacaciones, ahorrar para cambiar los muebles, o comenzar a pagar las deudas.
Los objetivos a largo plazo podrían incluir ahorrar para pagar la universidad o planear para la jubilación.

Darle prioridad a estas áreas es un reto especial porque el manejo exitoso del dinero implica ponerle atención a todas ellas. Es recomendable descomponer cada tarea en pequeños pasos y adquirir confianza gradualmente hasta poder enfrentar todo el panorama financiero.

Organizar los documentos financieros

Muchas personas con TDA/H se meten en aprietos económicos porque pierden dinero, facturas y chequeras, no pueden encontrar los documentos necesarios al hacer la declaración de impuestos, o simplemente porque no planean. Esta desorganización no es distinta a la desorganización general de una persona con TDA/H. Sin embargo, si los documentos financieros se pierden, esto podría tener consecuencias más graves.

Para evitar extraviar o traspapelar los documentos financieros, mantenga un lugar especial de la casa para guardarlos. Esto puede ser un archivador, el cajón de un escritorio, una caja especial, un sobre grande de plástico o una canasta grande. La ubicación central debería estar cerca al lugar en donde se abre la correspondencia, y también podría incluir una calculadora, estampillas, sobres, y cualquier otra cosa que se necesite para pagar facturas.

Rutina diaria con la correspondencia. Con frecuencia, es útil desarrollar una rutina diaria para abrir la correspondencia oportunamente, sobre todo aquella que tiene que ver con dinero. Esto significa que cuando llega el correo y se abre, lo que tenga que ver con dinero se separa inmediatamente del resto de la correspondencia y se ubica en un recipiente especial. Entre los documentos relacionados con el dinero se encuentran las chequeras, las facturas, los estados de cuenta, los documentos legales, los papeles del seguro, los cheques por cobrar y los cheques adicionales. Cualquier cosa que tenga una cuenta bancaria designada es importante y debe ser separado inmediatamente del resto de los papeles.

Carpetas con separadores. En el recipiente se pueden colocar separadores que tengan los nombres de lo que se archiva, como relacionado con la casa, comestibles, regalos, servicios públicos, saldos bancarios, personal, automóvil y combustible, pasatiempos, y seguros. Estos nombres de archivo deben reflejar su estilo de vida y deben ser simples. Para algunas personas resulta útil ponerle colores o rótulos a las carpetas necesarias para la declaración de impuestos. Al principio, no es necesario un sistema de archivo sofisticado. Por lo menos, reúna lo que tenga que ver con dinero en un solo lugar. Con el tiempo, esta organización se convertirá en una rutina. Consulte la hoja de Lo que sabemos titulada "Una guía para organizar el hogar y la oficina" para más consejos de organización.

Sistema de flujo del papeleo. Un "sistema de flujo del papeleo" también podría ser útil. Se trata de un sistema en el que todos los papeles que tengan que ver con dinero "fluyen" hacia una ubicación central. Por ejemplo, se designan "depósitos temporales" en la billetera, el bolso, la agenda y el automóvil, los cuales contendrán documentos financieros y recibos hasta que se puedan ubicar en el lugar especialmente designado. Estos depósitos temporales pueden ser sobres de plástico transparentes, cajas de zapatos decoradas, sobres simples, o incluso un lugar particular en la billetera para poner los recibos. Más o menos una vez por mes, estos papeles se pueden trasladar a su ubicación central.

Controlar los gastos impulsivos

La impulsividad, uno de los distintivos del TDA/H, puede conducir a problemas económicos. Las compras y gastos impulsivos se definen como cualquier compra no planeada al salir de casa, cualquier compra que no forme parte de su presupuesto, o cualquier compra que no sea necesaria. Para un adulto con TDA/H, estos gastos ocurren espontáneamente y sin aviso. A continuación aparecen algunas sugerencias para controlar los gastos impulsivos:

Interrumpa la relación entre el dinero y el afán de gastarlo. Evite el uso de la tarjeta de crédito y del cajero automático. No lleve la chequera consigo. Piense en conseguir otro signatario para su cuenta de cheques o en no llevar dinero adicional.
Evite las tentaciones. Identifique y aléjese de áreas problemáticas como centros comerciales, tiendas favoritas, exhibiciones de artes y oficios, sitios web en línea, canales de compra por teléfono y publicidad inserta en los periódicos. Deshágase de los catálogos en cuanto lleguen.
Lleve una lista de compras y sígala al pie de la letra. Antes de ir a una tienda, llame a un amigo y apéguese a su lista de compras. Cuando termine, llámelo de nuevo para informarle que cumplió.
Lleve una calculadora a la tienda para ir llevando la cuenta de las compras.
Espere algunas horas antes de comprar algo. Si ese tiempo transcurre (digamos 24 horas) y decide que de todos modos quiere hacer la compra y tiene el dinero para hacerla, vaya y hágala.
Encuentre pasatiempos divertidos o cosas para hacer que sean gratuitas o de bajo costo. Las compras no deberían ser el principal placer de la vida. El mundo está lleno de una enorme variedad de actividades estimulantes para que realice alguien con TDA/H. Explore los museos y bibliotecas de su barrio, asista a conferencias locales, únase a grupos de apoyo o clubes, visite parques públicos y aprenda sobre la naturaleza, o practique algún deporte. Todas las comunidades tienen conciertos y presentaciones en vivo gratuitos. Búsquelos y encuéntrelos.

Deshacerse de las tarjetas de crédito

Las tarjetas de crédito promueven las compras impulsivas. Son fáciles y convenientes de usar, y son muy perjudiciales para alguien que tiene dificultad para darle prioridad a los compromisos financieros. Una persona promedio gasta más cuando usa una tarjeta de crédito en lugar de efectivo. Si tiene saldos muy grandes en sus tarjetas de crédito y no recuerda qué compró, quizá lo mejor sea no tener tarjeta de crédito. Escriba a las compañías emisoras y cancele esas cuentas, incluso si quedan saldos por pagar. Las tarjetas de crédito y las deudas que pueden acumularse con facilidad pueden conducir a una persona en una dirección financiera incorrecta. Los saldos aumentan rápidamente por los intereses, por recargos por pagos retrasados, y por compras por encima del límite. Esta acumulación convertirá rápidamente las compras pequeñas en gastos enormes. Hacer únicamente el pago mínimo sobre una deuda grande de la tarjeta de crédito implica que podrían pasar treinta años antes de cubrir el saldo completo. Si tiene el hábito de no pagar los saldos de la tarjetas de crédito, la próxima vez que las use, pregúntese a sí mismo si deseea tanto comprar algo como para pagarlo durante treinta años.

Más sugerencias para el manejo de tarjetas de crédito

Hasta que esté listo para cerrar sus cuentas, pídale a un amigo de confianza o a un ser querido que retenga su tarjeta. Girarle un cheque a la empresa que le suministró la tarjeta de crédito en cuanto haga una compra con ella es otra solución temporal hasta que esté listo para deshacerse de su tarjeta.
También puede pegarle una calcomanía a su tarjeta de crédito que simbolice algún aspecto de su visión. De esa manera, cuando saque la tarjeta, recordará sus metas a largo plazo y posiblemente se detenga lo suficiente para reflexionar acerca de si esa compra es necesaria.
Incluso algunas personas mantienen sus tarjetas de crédito congeladas en una cubeta de hielo. Para cuando han logrado descongelar la tarjeta, la urgencia de hacer la compra con frecuencia ya se ha disipado.

Mantener registros para tomar conciencia de a dónde va el dinero

El siguiente paso es darle seguimiento al lugar a donde va el dinero. Lleve un cuaderno pequeño y comience a registrar todas sus compras. Anote incluso las compras pequeñas, como $0.30 para el parquímetro o $1.39 por un café. Otros sistemas, como una agenda electrónica, un calendario u otro registro de chequera, podrían ser mejores para usted.

El manejo exitoso del dinero exige ser capaz de dar cuenta de su dinero. Llevar un registro de las compras ayuda a controlar la impulsividad y sirve como indicador de si está gastando su dinero donde quiere hacerlo: hacia las cosas que le gustan y hacia su visión y sus valores. A medida que le dé seguimiento a los gastos, surgirán naturalmente ciertas categorías. Estas categorías son distintas para cada persona, pero las categorías principales del efectivo son estacionamiento, comestibles, restaurantes, refrigerios, dispensadores automáticos, cafeterías, libros, combustible, ropa, periódicos, cosméticos, artículos para la casa, donaciones y pasatiempos. A medida que continúe registrando sus gastos, ya no necesitará preguntarse a dónde va su dinero.

Podría ser difícil para los adultos con TDA/H anotar todo lo que gastan, pero haga lo mejor que pueda. Trate de darle seguimiento a los gastos durante una semana o varias semanas al principio. Pídale ayuda a su cónyuge o a un amigo de confianza para anotar todos los gastos. Pruebe grabándolos en una grabadora portátil, o utilice un teléfono celular para registrar los gastos dejando mensajes en su contestador automático. Aunque no lleve un registro perfecto de cada gasto, aquellos que sí registre lo ayudarán a avanzar rápidamente hacia el cambio de sus hábitos de administración del dinero.

Determinar los gastos y desarrollar un plan de gastos

Recolectar los registros de todos los gastos allana el camino para la creación de un plan de gastos. Un plan de gastos es como un presupuesto. Implica destinar cierta cantidad de dinero cada mes para cada categoría de gastos en su vida. Siga los pasos que aparecen a continuación para desarrollar un plan de gastos simple. El software de hoja de cálculo puede ser útil para desarrollar un plan de gastos.

Haga una lista maestra de todos los gastos. Reúna estas cifras a partir de sus registros de chequera y de saldos de la tarjeta de crédito correspondientes a los últimos doce meses.
Sume todos los gastos de los últimos 12 meses y divida por 12 para obtener los gastos mensuales totales. Para los gastos semanales, multiplíquelos por 4.3 para obtener la cantidad mensual (cada mes tiene un tercio de semana adicional). Es más fácil generar un plan de gastos mensual en lugar de anual porque la mayoría de las cuotas y de los servicios públicos se pagan por mes.

Un secreto para manejar el dinero de manera saludable es planear todos los gastos para cada mes. Por ejemplo, para muchas personas con TDA/H es difícil recordar que la cuenta del seguro vence en dos meses, entonces gastan impulsivamente o se dan el lujo de comprar la última maravilla electrónica o de tomarse unas vacaciones. El estilo de vida impulsivo y del momento de una persona que tiene TDA/H dificulta recordar los gastos que se avecinan. El plan de gastos o presupuesto puede ayudar a mantener presentes estos gastos que se avecinan, y a asegurarse de que se planeen para cada mes y no se olviden.

Algunas sugerencias:

Utilice un sistema de sobres. Rotule una serie de sobres con los nombres de las categorías principales de los elementos de un presupuesto. En cuanto reciba el cheque de su salario, cóbrelo y ponga la cantidad de dinero destinada para cada categoría en el sobre correspondiente. Cuando sea necesario pagar un gasto, retire dinero del sobre respectivo. Cuando ya no haya dinero o haya muy poco en un determinado sobre, sabrá que habrá gastado la cantidad asignada para esa categoría y que debe dejar de hacer más gastos en ella hasta que vuelva a recibir el cheque de su salario. Un sistema de sobres asegura que haya una cantidad adecuada disponible para las cosas prioritarias al momento de pagarlas.
Registre cada desembolso mensual en su chequera al comienzo del mes para que sepa cuándo tiene que pagar. Podría ser útil eliminar los papeles y organizar lo necesario para que los servicios públicos, las cuotas del auto y la hipoteca sean debitados automáticamente de su cuenta bancaria.
Cuentas especiales: Abra una cuenta bancaria especial para artículos de alto costo y categorías que fluctúen, como vacaciones, reparación del automóvil o de la casa, ropa y reemplazos, y haga un depósito mensual en esa cuenta.
Gastos inesperados: Si tiene que enfrentarse constantemente a gastos repentinos e inesperados, como reparar el automóvil, emergencias médicas y dentales, goteras y otros problemas domésticos, abra una cuenta especial para estas "emergencias". Recuerde que la mayoría de los autos se dañan, los dientes necesitan ser arreglados y las casas necesitan mantenimiento. Son una parte predecible de la vida, así que planee estas cosas con anticipación.
Sistema de calendario. Use un calendario anual para darle seguimiento únicamente a las obligaciones financieras. Las personas con TDA/H encuentran útil tener un recordatorio visual de sus obligaciones financieras. Al comienzo de cada mes, registre todo el dinero entrante y todas las obligaciones financieras importantes del mes como alquiler, servicios públicos, seguros y cuotas con vencimiento. Una vez que las complete, llene otras asignaciones como comestibles y combustible, porque éstos también son gastos necesarios. Al hacerlo, tendrá claro al principio de cada mes cuáles serán sus obligaciones. Consulte este calendario a diario. Algunas personas también encuentran útil registrar los gastos con vencimiento en meses posteriores.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://finanzasperu.foroperu.org
 
Manejo del Dinero
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Debo mucho dinero!!!! Auxiliiioooo!!!!
» DEBO DINERO Y NO TENGO COMO PAGAR DESEMPLEADA
» MUCHAS TARJETAS, DEBO MUCHO DINERO, NO PUEDO PAGAR...
» TENGO DEUDAS Y NO TENGO DINERO
» DEBO A SANTANDER MUCHO DINERO Y NO PUEDO PAGAR

Permisos de este foro:Puedes responder a temas en este foro.
Finanzas Perú  :: Finanzas Personales :: Universidad del Dinero-
Responder al temaCambiar a: